El por qué no estoy de acuerdo con la tesis 17 de Guillermo Solana

Museo_Thyssen-Bornemisza_(Madrid)_08

Ayer arrancó la iniciativa #MuseumWeek, la cual pretende acercar a los museos con sus públicos y viceversa de una manera distinta haciendo uso de una herramienta tan potente como lo es Twitter.

Del primer día se desprenden muchos tweets interesantes para conocer un poco más el día a día dentro de los grandes museos europeos, información que muchas veces es oculta y desconocida para el grueso de la población.

A esta iniciativa se sumó Guillermo Solana, director artístico del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, el cuál inició una serie de tweets mediante la que pretende dar a conocer sus opiniones y percepciones con respecto a los museos y su relación con los social media entre otros temas referentes al sector.

Con la gran mayoría de los tweets expuestos el día de ayer estoy completamente de acuerdo. Sin embargo, hubo uno, el número 17 en particular, el cuál llamó notablemente mi atención y es por eso que me tomé la libertad de debatirlo y dar mi opinión al respecto que ahora me permitiré ampliar con mayor detalle.

https://twitter.com/guillermosolana/status/448176365322649600

La percepción del marketing como simple herramienta comercial.

Es verdad que el marketing como disciplina nació con la finalidad de ayudar a las empresas comerciales a conocer a sus consumidores, a detectar deseos, necesidades, generar así los productos y servicios demandados, ponerlos a la disposición de dichos demandantes y así conseguir un mutuo beneficio para ambas partes mediante un intercambio justo.

Es cierto también que, como en todo, existen buenas y malas prácticas. Lamentablemente, las malas prácticas mercadológicas han sido casi siempre el foco de atención y mucho se ha dicho al respecto en libros como los escritos por Martin Lindstrom, en los cuales acusa y critica fuertemente todas estas cuestiones.

Ahora bien, el marketing, como el resto de disciplinas, ha ido evolucionando a lo largo de los años y se ha adaptado a diversos entornos de trabajo de acuerdo a los objetivos que cada organización (por particular que sea) persiga. De ahí que ahora conozcamos subdisciplinas (si se le pueden llamar así) como el marketing político, el marketing social o el marketing cultural, con bases similares pero con ciertas adaptaciones debido a que no busca lo mismo un partido político que una organización caritativa ni mucho menos un museo, como es el es caso actual. Los objetivos van desde ganar una elección, obtener ingresos para sobrevivir, captar y/o fidelizar públicos entre muchos otros posibles.

Centrémonos ahora en el tema del marketing cultural. Me gustaría plantear algunas cuantas opiniones y cuestiones sobre la posible enemistad entre arte y marketing tan discutida durante mucho tiempo. ¿Es realmente un enemigo, o mejor dicho, una contradicción emplear el término “marketing cultural”? Los artistas podrían responder rápidamente que sí debido a que sentirán comprometida y condicionada su labor creativa. Yo les digo que no debería de ser así.

En 1967, Kotler comenzó a poner sobre la mesa la problemática a la que se enfrentaban museos, bibliotecas, auditorios y demás organizaciones culturales. Se dieron cuenta de que tenían que buscar nuevas maneras para sobresalir, posicionarse y captar la atención tanto de públicos como de las fuentes de recursos debido al creciente incremento de la oferta a su alrededor. Estamos hablando entonces de un verdadero problema de mercadotecnia.

Es muy claro que el objetivo de toda organización cultural puede ser (o no) meramente artístico y no tanto financiero, es por eso que coincido con Diggles al decir que “el principal objetivo del marketing de las artes es llevar el número adecuado de personas a una adecuada forma de contacto con el artista” o con la afirmación de Mokwa cuando resalta que “el marketing no le dice a un artista como crear una obra de arte, más bien, el papel del marketing es encajar las creaciones e interpretaciones del artista con un público adecuado“. Le Marketing des arts et de la culture de François Colbert es sin duda mi libro de referencia en esta materia. Sin duda, en el área de museos y de cualquier otro tipo de organización, siempre prefiero la apuesta por los equipos multidisciplinares, por las diferentes percepciones y puntos de vista que esto puede aportar.

Estoy de acuerdo entonces con Guillermo Solana en que lo que él denomina “marketing supremo”, supongo que se referirá al marketing comercial tal como lo conocemos, no puede ni debe ser aplicado en instituciones como los museos debido a que son entidades por lo general sin ánimo de lucro que requieren otro tipo de manejo y persiguen otro tipo de objetivos muy específicos. En lo que no estoy de acuerdo es en que nos debemos olvidar por completo del marketing y que “en un museo, el peor enemigo del marketing es el marketing mismo”. Le sigo dando vueltas y de verdad me cuesta mucho trabajo concebir esa idea por todos los argumentos que he dado anteriormente.

Siempre he pensado que el Thyssen es uno de los mejores ejemplos en el manejo de su imagen y en la manera de conectar con sus audiencias, ahora más notable que nunca, gracias al apogeo de los diversos medios sociales así como su buen manejo estratégico al respecto. Ahora bien, si hablamos de marketing personal a través de la web 2.0, Guillermo Solana siempre me ha parecido un buen caso de estudio debido a lo que bien que ha sabido manejar su propia imagen a través de los denominados “nuevos medios”. No sé si lo hará de manera consciente o inconsciente pero sin duda, se observa un buen trabajo de planeación y ejecución al respecto.

Pero bueno, al final todo esto es mi humilde opinión personal y como siempre, quedo abierto al debate y a la espera de sus comentarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s