¿En dónde estabas Profeco?

show_image_NpAdvHover

Inova, Bimbo, Genoma Lab, McDonalds e incluso se llegó a mencionar a Coca-Cola. Seguramente la lista seguirá extendiéndose durante los próximos meses. Sin embargo la pregunta es ¿En dónde estabas Profeco? ¿Por qué dejaste pasar tanto tiempo sin regular de manera correcta todos los numerosos casos de publicidad engañosa? ¿Por qué ahora si se nota y se da a conocer tu trabajo y tus múltiples resoluciones en este rubro?

El 16 de julio la Procuraduría multó a Genomma Lab con poco más de 2 millones de pesos por presentar publicidad engañosa en su producto ‘Tío Nacho Matizante’.

Según la Profeco, la empresa anuncia distintos beneficios del jabón líquido, que finalmente no cumple. Genomma Lab dijo que cuenta con los elementos necesarios para probar la efectividad de su producto.

La dependencia sancionó también a Bimbo al inmovilizar 20,772 envases de roles de canela y glaseados porque no precisaban la información que ofrecían a los consumidores.

En la superficie principal de las envolturas ostentaban la leyenda 3×15 pesos (roles de canela) o 3×12 pesos (roles glaseados), lo que dejaba dudas sobre la cantidad de piezas de pan en la oferta.

En las mismas no se especificaba la oferta, “si a tres empaques por ese precio o a tres piezas en el interior del mismo, sin acreditar física o documentalmente la veracidad de la información”.

innova-pagina

Recientemente, han sonado los casos de las sanciones a Inova.

En el primer caso, la sanción fue por un millón de pesos; “Colageína 10”, según la empresa, ayuda a desvanecer arrugas, líneas de expresión, bolsas en los ojos, marcas, cicatrices y marcas de acné. También reduce la apariencia de piel de naranja, la flacidez en el busto, el vientre, los glúteos.

En la página de Inova también se lee que el producto “fortalece el cabello, dándole brillo, sedosidad y evitando la caída. La Queratina además refuerza y nutre las uñas y pestañas, volviéndolas más largas y resistentes”, es por esta última frase que la Profeco sancionó a la empresa por su falta de veracidad.

En el segundo caso, la multa fue de dos millones de pesos por una frase no veraz en el anuncio que señala que la faja Quebaré “reduce, moldea, estiliza hasta 2 tallas menos de inmediato”. Uno de los MILES de productos milagros que existen anunciándose en nuestro país.

Por último, podemos mencionar el caso de McDonalds México, empresa sancionada por 648,548 pesos por publicidad engañosa en su ‘Cajita Feliz’. “Con base en lo dispuesto en el artículo 32 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, Profeco ordenó suspender la publicidad que aseguraba la inclusión de fruta como postre en la ‘Cajita Feliz’, esto por recurrir a la inserción de imágenes inexactas, que inducen a la confusión e incumplir el peso del contenido, entre otras irregularidades”, dijo la dependencia en un comunicado.

Después de la breve recapitulación hecha de los últimos casos de multas y sanciones a causa de publicidad engañosa, me remito al principio del texto. ¿Qué tuvo que pasar para que la Profeco se pusiera a trabajar en regulación publicitaria?

La publicidad engañosa siempre ha existido y nunca se ha dado un correcto seguimiento a la regulación en materia publicitaria. A mi parecer la Profeco está para atender las demandas de todos y cada uno de los consumidores y sancionar en su caso a aquellos que realicen prácticas de comercio injustas. Correcto. Sin embargo en este país hace falta un organismo independiente y descentralizado el cual se dedique única y exclusivamente a la regulación de la publicidad, evitando en la medida de lo posible engaños y confusiones en los mensajes transmitidos, de preferencia antes de ser publicados y/o salir al aire y no después de, cuando ya haya causado estragos en los consumidores de una manera desleal y anti ética.

Los publicistas no terminan de aprender también que al publicitar cualquier producto que pretende convertirse en una marca con valor, deben de corroborar que los mensajes anunciados vayan de acuerdo con las bondades y los beneficios de dicho producto, debido a que los engaños tarde o temprano se terminan por descubrir y los consumidores son realmente ingratos al constatarse de algo así

En general, esas son la preguntas que yo lanzo y la propuesta que hago al respecto, debido a que no es fácil y hay en el mercado muchísimo material que regular.

Ah y se me olvidaba mencionar lo patético que es ver el #ProfecoVaEnSerio utilizado por la dependencia en su cuenta de Twitter. ¿O sea que antes no hacía su trabajo en serio o correctamente? ¿O qué es lo que nos quiere decir?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s